De Donde Venimos? ** Brasil **

De Donde Venimos? ** Brasil **

Arquitectura Moderna Brasileña

Loading...

Venezuela Colonial

Loading...

Brasil Colonial

Loading...

lunes, 26 de noviembre de 2007

LA VENEZUELA COLONIAL

La época colonial comienza con el descubrimiento (o encuentro como se le ha dado por llamar ahora) en 1492 (1498 en Venezuela) y la independencia en 1810.

La primera parte de este período consiste básicamente en lo que se podría llamar La Conquista, es decir, la época de guerra contra los indígenas, fundación de ciudades y primer poblamiento. Se lleva mucha parte del siglo XVI, (aunque en algunos sitios no ha terminado todavía). La isla de Margarita, por ejemplo, fue conquistada sin lucha porque los indios no opusieron resistencia, pero en gran parte del territorio hubo luchas incesantes que culminaron con el exterminio de muchas tribus.

La segunda parte del período colonial corresponde al desarrollo y población del territorio por parte de los españoles y negros y su mezcla con los indígenas. Durante el siglo XVI se calcula que arribaron a la Provincia de Venezuela unos cinco mil españoles y trece mil negros.

Las Provincias.-

Al finalizar el siglo XVII las provincias que hoy conforman Venezuela eran las siguientes:

Venezuela, que incluía lo que hoy son el Dto. Federal y los estados Miranda, Aragua, Carabobo, Lara, Falcón, Yaracuy, Trujillo, Cojedes y Portuguesa. El estado Zulia pertenecía también a la provincia de Venezuela hasta 1676, año en que se anexó a la de Mérida y La Grita. La provincia tenía gobierno metropolitano y capitanía general propios y dependía jurídicamente de la Real Audiencia de Santo Domingo.

Margarita, actual estado Nueva Esparta. Dependía jurídica, política y militarmente de la Real Audiencia de Santo Domingo.

Trinidad y Guayana, Isla de Trinidad (que en 1797 fue conquistada por los ingleses), el actual estado Bolívar, Amazonas y Amacuro. Tenía capitanía general propia y dependía de la Real Audiencia de Santa Fé (actual Colombia).

Nueva Andalucía o Cumaná, actuales estados de Sucre, Anzoátegui y Monagas. Tenía gobierno político y militar propio y dependía jurídicamente de la Real Audiencia de Santo Domingo.

Mérida y La Grita (luego Maracaibo), Los actuales estados Mérida, Táchira, Barinas, parte de Apure y Zulia. Durante el siglo XVII dependió política y jurídicamente de la Real Audiencia de Santa Fé. En lo militar dependía también de la misma Audiencia hasta 1622, pero de allí en adelante tuvo capitanía general propia.




La Vivienda Colonial Venezolana

Durante la ocupación de Venezuela por los conquistadores Españoles, Nos fueron impuestos modelos culturales traídos de Europa destruyendo las culturas existentes, que tenían más de veinte mil años de desarrollo de los cuales tan sólo nos quedan las etnias diseminadas en los territorios vírgenes de la gran selva tropical Amazónica, las grandes llanuras agrestes y la sierra de Perijá en sus áreas vírgenes.

Las casas actuales de Pedraza en Barinas y Guasgualito en Apure acusan estas características del techo wahibo con grandes aleros horizontales que dejan pasar el aire al interior.

Del mismo modo en la vivienda de la costa del estado Falcón y en especial de la Península de Paraguaná las casa de cardón y torta de barro y paja típicas de los aborígenes se mezclan con las viviendas.


Destacada Arquitectura Colonial

La Casa Natal del Libertador.- La arquitectura colonial de Venezuela fue típicamente discreta y austera, como fácilmente puede ser apreciada durante una visita a la Casa de San Jacinto, la cual no es sólo históricamente importante como el lugar de nacimiento del Libertador, sino también como un fino ejemplo de la época






El Panteón Nacional

El edificio que es hoy el Panteón Nacional comenzó en el siglo 18 como una iglesia dedicada a la Santísima Trinidad. Destruida por el terremoto de 1812, fue reconstruida y continuó como un lugar de adoración hasta 1874, cuando un decreto de Guzmán Blanco lo convirtió en el Panteón de Próceres.



Catedral de Carora

Ubicada en la Zona Colonial, frente a la Plaza Bolívar. Su construcción duró cerca de los cien años. Es del estilo barroco colonial que impera en estas tierras producto de la transculturización producida por la conquista. En ella se observan ciertos criterios de la arquitectura renacentista.




Iglesia el Calvario

Joya de la Arquitectura ColonialVenezolana. Sobre lo que fue una pequeña capilla construida hacia el año1.738, se edifica en 1.776 como advocación a la Santa Cruz. En 1.787 obtiene el Fiat para oficiar misas en ella, del Dr. Don Mariano Martí, Obispo de Caracas y Venezuela. Don Juan José Valbuena no fue su constructor como se cree, era su Mayordomo para el momento de su apertura canónica (1.787).





Arenales

Arenales, ubicado Parroquia Espinoza de Los Monteros, es pueblo con construcciones coloniales, especialmente la iglesia consagrada a la Virgen de Las Mercedes






domingo, 25 de noviembre de 2007

Brasil Colonial

BRASIL COLONIAL


Brasil conserva numerosas edificaciones de la arquitectura colonial que han sido proclamadas por la Unesco Patrimonio de la Humanidad.

Las ciudades del nordeste de Brasil componen un auténtico museo al aire libre, con calles y plazas repletas de caserones centenarios, preciosas iglesias barrocas, mercados y edificaciones coloniales.



La Ciudad de Olinda

En el Estado de Pernambuco, es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura colonial, así como el Centro Histórico de Salvador de Bahía, donde puede observarse elaboradas muestras de la arquitectura portuguesa de la época colonial.

La atmósfera encantadora de Olinda es el resultado de natural, de arquitectónica, riqueza histórica y artística que es fundida a la vegetación tropical que mezcla con una gran cantidad de templos históricos, de hurches barrocos de caminos escarpados, de viejas casas, de vistas y de habitantes de Olinda de las playas es una gente feliz, creativa, hospitalaria y comunicativa. La vieja ciudad elevada es un centro de artistas populares y clásicos y de artesanos que se centran en música, folklore, danza y arte



La antigua ciudad de Ouro Preto, en el Estado de Minas Gerais, guarda la pieza maestra del arquitecto Antonio Francisco Lisboa, conocido como "Aleijadinho", en la Iglesia del Buen Jesús. Es el mejor exponente de la época dorada del barroco brasileño.

Las misiones jesuíticas edificaron numerosas instalaciones en Río Grande do Sul, en las fronteras entre Brasil, Argentina y Paraguay en el siglo XVII. Son notables trabajos en madera. En constraste, la Unesco ha reconocido el centro urbano de Brasilia como una de las mejores muestras de la arquitectura moderna brasileña.


Ouro Preto

Se encuentra en el Estado de Minas Gerais Distancia de Bello Horizonte: 93 km. La ciudad de Ouro Preto constituye uno de los conjuntos más homogéneos y completos de arte barroco del mundo.Fue fundada en 1.711 y llegó a tener 110.000 habitantes cuando Rio de Janeiro tenía sólo 20.000. Ahora tiene 60.000 y, exagerando, se podría decir que una iglesia para cada uno, porque a la enorme lista de iglesias barrocas, hay que añadir muchas capillas y oratorios.Ouro Preto, en español Oro Negro, se llama así porque ése era el color del dorado metal cuando lo descubrieron en el río Tripui; estaba recubierto de una capa de paladio y fue famoso por su especial calidad.


El Arquitecto Daniel Fernadez Shaw

ARQUITECTO DANIEL FERNANDEZ SHAW

El Arquitecto venezolano Daniel Fernández Shaw, participa en el desarrollo de las torres de parque central Su construcción se llevó a cabo por el Centro Simón Bolívar, compañía estadal para el desarrollo urbano de Caracas.




Actualmente trae propuestas en torno a soluciones en sectores de bajos recursos que benefician a una colectividad en mejorar sus viviendas.


PROPUESTA A RESALTAR:

La idea es diversificar a lo largo y ancho del país, mediante las cuales los barrios populares del país sean remodelados en su estructura física y de servicios, a través de un proyecto de diseño urbanístico, que convierta un sector del barrio en una isla de excelencia con respecto al resto de la comunidad, para que por etapas se vaya abarcando la totalidad de la barriada, luego los barrios aledaños y sucesivamente todas las comunidades pobres del país. Un proyecto creativo e innovador como el del arquitecto Fernández-Shaw, aplicado sistemáticamente en diversos puntos del país, promueve no sólo el mejoramiento del barrio en sí, sino que ataca directamente la pobreza al dotar a las familias pobres, de una vivienda digna y confortable, con el añadido de que su entorno comunal se transforma en un lugar vivible, ya que el mecanismo del condominio otorga un sentido de propiedad comunitaria que hace que los miembros preserven la integridad, limpieza y seguridad de su espacio.

Los retos fundamentales para una propuesta como esta provienen de la aceptación por parte del barrio del proyecto urbanístico y de la cesión del derecho individual a la figura jurídica del condominio. Al principio será muy duro vencer la desconfianza de los miembros más conservadores del barrio, sobre todo porque no existirán antecedentes, o sea una obra que mostrar y que sirva como efecto demostración y de convencimiento; además será realmente duro para una familia pobre que por fin reciba la titularidad de la tierra ocupada ilegalmente, ceder ese derecho a una propiedad colectiva amparada bajo la figura del condominio. Estos son problemas estratégicos y que requieren mucho diálogo y negociación con la comunidad. De todas maneras es improbable que todos los miembros de un sector suscriban la propuesta, por lo que es previsible que dentro del conjunto haya personas que decidan que su vivienda no será objeto de remodelación.

Lo cierto es que existe en el país cerca de 1.000.000 de viviendas en condición precaria o en un estado que requiere su urgente remodelación. De este millón de unidades por lo menos 600.000 viviendas están ubicadas en barrios y son esas cuya condición es deplorable. Es en esta realidad donde la propuesta del arquitecto Daniel Fernández-Shaw cobra significado ya que más que construir nuevas viviendas en terrenos más aptos pero alejadas de la ciudad o en zonas distintas a aquellas de mayor concentración demográfica, se requiere crear condiciones dignas en el entorno comunal de los barrios de Caracas y en el de las grandes ciudades del país.

La realidad indica que los habitantes de los barrios van a permanecer en sus sitios de residencia generación tras generación y cada vez más los barrios están creciendo verticalmente, lo que le añade peso al terreno y mayor escurrimiento de aguas, todo lo cual conspira contra la estabilidad del suelo. La opción Shaw apunta hacia la búsqueda de un ordenamiento del barrio limitando su elevación, e incluso demoliendo los excesos pero compensando estas necesarias amputaciones. Además, como el diseño urbanístico de las 50 ó 100 viviendas que integran el condominio, responde a un plan previo de ordenamiento del barrio en su totalidad, se asegura que cada parcela de condominio respete el plan maestro del barrio y se dejen los necesarios espacios para la vialidad, caminerías, áreas verdes y espacios comunales.

Atacar el problema de la vivienda en los barrios de una manera creativa e innovadora, involucrando a los propios habitantes, estimulándolos a organizarse en condominios, dándoles trabajo en la remodelación de su propia comunidad, es un reto mayúsculo pero posible para Venezuela porque nos pone a trabajar de una manera nunca vista anteriormente, crea una enorme posibilidad de resolver el problema real de vivienda del país, focaliza la inversión pública en los lugares más críticos socialmente y alienta a la inversión privada hacia un sector no atendido en el pasado, pero que esconde buenas oportunidades de negocio.